728 x 90

María Dolores Luna, disfruta de su nueva etapa y se convierte en una jubilosa maestra

María Dolores Luna, disfruta de su nueva etapa y se convierte en una jubilosa maestra

Volvemos con ella al colegio en los que ha pasado 22 años de su vida docente

Aprovechamos las vacaciones de Pascua para hacerle un merecido homenaje a esta maestra que, aunque no hemos tenido la suerte de tener, sí que la hemos visto trabajar y desvivirse por sus alumnos. Una GRAN maestra, sí en mayúsculas y es que se nota que durante estos años ha hecho de su profesión una vocación y eso es de agradecer.

Ahora que se ha jubilado, ha buscado un hueco para visitar a sus compañeros del CEIP Manuel Bru de Benissa y cómo no, a esos pequeños que también ha tenido en los últimos cursos. Un reencuentro del que hemos sido testigos y en el que sus caritas lo han dicho todo.

Hablar de María Dolores Luna es hablar de aquella niña que nació en Dos Hermanas (Sevilla) hija de una madre y un padre que trabajaron mucho para sacar adelante a sus hijos, dos chicos y ella, a los que sus padres les dieron estudios con mucho esfuerzo y gracias a las becas los tres sacaron su carrera y se han dedicado a la enseñanza.

Su primera experiencia en este mundo que le apasiona fue en el Ayuntamiento de Dos Hermanas en las escuelas de verano.

Posteriormente organizaron una campaña de alfabetización con la Junta de Andalucía y empezaros un gran grupo de maestras a enseñar a leer y a escribir a gente de avanzada edad que no había tenido la oportunidad de aprender antes y fue una experiencia de lo más gratificante.

Pero en un viaje a Pedreguer para visitar a una amiga que había vivido en su pueblo, conoció a un benissero, Miguel. Parece ser que conectaron muy bien, se casaron y se vinieron al pueblo de su marido, Benissa, un pueblo al que ella considera desde hace muchos años como si fuese el suyo.

Aquí tuvieron dos hermosos hijos y ahora el hijo mayor les ha hecho abuelos, no se puede pedir más; como dice nuestra querida maestra y aprovechándose de la letra de una canción” gracias a la vida que me ha dado tanto…”

A los 25 años cuando se vino empezó a trabajar en el sindicato UGT y estuvo 8 años organizando cursos para delegados y delegadas de Benissa y comarca, realizando elecciones sindicales y negociando convenios de todos los sectores. “Fue una gran escuela de aprendizaje para mí. Me sirvió muchísimo para conocer la comarca y mucha gente”, puntualiza. Ahí empezó a estudiar el valenciano.

Después llegó la Escuela Taller en Benissa, supuso un reto después de haber estado una década sin tocar las aulas y una gran experiencia.

Al estar en la bolsa de interina y le llamaron a Valencia, ahí estuvo un curso en primaria posteriormente dos cursos en La Vila dando ciencias a primero y segundo de la ESO. Y llegó otro reto, aprobar las oposiciones en Educación Infantil y tener plaza en su pueblo en el Manuel Bru, donde ha estado 22 años.

Hablar de ella es también hablar de una joven que fue sensible a las injusticias sociales y siempre ha estado en primera línea defendiendo los pilares básicos de una sociedad avanzada: la igualdad, la educación pública, la sanidad y el medio ambiente y el cuidado y cariño a los mayores.

Todo esto lo ha defendido desde movimientos sociales y desde las instituciones, donde fue 8 años concejala del Ayuntamiento de Benissa.

María Dolores Luna

¿Cómo se vive como jubilada y a qué te dedicas ahora?

Me gusta más jubilosa y me siento muy bien, me preparé mi último curso que además cerraba ciclo y me sirvió para ir diciendo adiós a una hermosa etapa de mi vida.

Ahora saboreo más mi tiempo que es importante, el deporte ocupa un lugar importante en mi día a día, disfruto de una charla, de una película y de una conversación y de caminar.

Sigo estando igual de comprometida socialmente y por supuesto al día con la educación y los temas sociales que siempre me han motivado.

¿Cómo llegas a ser maestra?

Fue siempre una pasión y no me costó decidirme, aunque también me apasionaba la ciencia, biologías químicas ….

Piensas que la jubilación es el fin de ser maestra o de lo contrario, nunca dejas de serlo

Nunca dejas de serlo, yo me siento maestra y de hecho lo único que me falta es dar clases; mi interés sigue estando centrado en lo que es y rodea la enseñanza.

¿Arrepentida de haber cogido este camino?

Para nada, muy agradecida de haber podido trabajar en lo que me gusta y me ha hecho crecer enormemente como persona, sacando siempre mi mejor versión.

¿Te ha quedado alguna asignatura pendiente? ¿te gustaría volver a las aulas para terminar algún proyecto inacabado?

Asignatura pendiente no, la enseñanza es un camino en continuo movimiento, transformación y evolución, mientras estás creces y avanzas, lo que pasa es que cuando tú paras como estamos en una carrera de relevo, siempre hay otra persona que seguirá el camino que tampoco acabará. 

Volver a las aulas siempre volvería claro que sí, además yo defiendo una escuela abierta de dentro hacia fuera y de fuera hacia dentro y como ciudadana siempre dispuesta a aportar.

¿Qué es lo más bonito de tu profesión?

 He trabajado con personas adultas, en primaria y en el primer ciclo de la ESO, con jóvenes en la Escuela Taller y todo ha sido muy, muy gratificante, pero la experiencia de estar con criaturas que aún no han cumplido los 3 y acabar con ellos a los 6 años eso ha sido muy especial.

Cada día está lleno de proyectos y de ilusión, porque así son ellos y ellas son ilusión y todo les emociona.

Esto se trasmite y tú acabas teniendo un poco también de esa alegría, de esas risas y también alguna vez llanto, normalizando que somos humanos y viviendo siempre al cien por cien.

Con tantos años como maestra habrás visto a tus alumnos crecer personal y profesionalmente ¿té ha llamado la atención a lo que han llegado?

Por supuesto que sí y me alegro siempre mucho, todas esas personas llevan un pedacito mío.

¿Qué valores has querido inculcar?

Respetarse y respetar a las demás personas, el aprender a resolver los conflictos con el diálogo.

Verbalizar que nos pasa, qué sentimos.

Trabajar la empatía ayudando siempre que podamos a las compañeras y compañeros, todos nos necesitamos y formamos piña.

Respeto y amor por el entorno partiendo de la idea que la tierra es nuestra casa.

¿Qué opinas sobre la docencia? ¿Qué mejoras desearías?

Como dije antes la educación evoluciona y se transforma, no es lo mismo la escuela del siglo XX que la que tiene que ser el siglo XXI.

La sociedad ha cambiado y las aulas no se pueden convertir en sillas, mesas y pizarra, en este sentido se están dando grandes pasos y hay que seguir avanzado.

El aprendizaje se debe de realizar en otros escenarios, las personas que están hoy en la escuela, se van a encontrar con unos retos diferente que los que se encontraron las de mi edad.

Ahora han de estar preparadas para el mundo cambiante que tenemos, las profesiones ya no son tan estáticas y el darles herramientas a las criaturas para poderse desarrollar en un futuro es lo fundamental.

Ya no es asumir y digerir contenidos como lo fue en la sociedad del siglo XX.

Ser sensible a la ecología y a cuidar del planeta, ser sensibles y respetuosos con la diversidad, saber cuidarse y saber cuidar, tener una vida saludable   sabiéndonos alimentar y haciendo ejercicio.

María Dolores Luna

¿Qué has sentido hoy al volver a cruzar la puerta del Manuel Bru?

Me he sentido en casa, esta sigue siendo mi casa, mucha alegría al abrazar a las compañeras, las de toda la vida y las nuevas que de inmediato la sientes como familia.

Y bueno de las niñas y niños que te voy a decir, calor mucho calor.

Compartir ese momento de patio en un entorno tan lindo ha sido un regalazo.

Un Deseo

Que la mejor escuela siga siendo la pública, que no demos ni un paso atrás, porque eso garantiza que todas las niñas y niños tengan la oportunidad de recibir una buena formación, independientemente de los recursos económicos de los que disponga su familia.

Gràcies per tot, gràcies per tant

María Dolores Luna

Raúl Martínez
ADMINISTRATOR
PROFILE

Otras publicaciones

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

510x510px_el_mirall_pdlm (1)
Diseño sin título (11)
español
bodega-xalo
jesus-garcia-podoleg
ENRIQUE IVARS GARCÍA-2
german