728 x 90

La pandemia de la COVID dispara la depresión y la ansiedad

La pandemia de la COVID dispara la depresión y la ansiedad

Entrevistamos a la psicóloga de Teulada, Ángela Catalán Ivars

La pandemia de la Covid-19 ha propiciado un aumento de los casos de depresión y así se desprende de diferentes estudios científicos. Uno de los más recientes, publicado en The Lancet y realizado en 204 países y territorios, cifra el aumento en el 28% en el año 2020 en todo el mundo. Además, la crisis del coronavirus ha provocado 53 millones de trastornos depresivos más de los esperables, 35 de ellos en mujeres, quienes junto con los jóvenes son los colectivos poblacionales más afectados, según la citada revista científica. En España, son 2 millones de personas las que la sufren.

Hoy, día Mundial de la Lucha contra la Depresión, hemos querido ahondar en esta problemática con la psicóloga de Teulada, Ángela Catalán Ivars, para que aconseje a nuestros lectores cómo afrontar esta situación.

depresión

La depresión se ha disparado tras la llegada del coronavirus ¿A qué es debido?

 La COVID-19 nos ha obligado a modificar nuestra forma de vivir, nuestras costumbres, nuestras rutinas y todo esto puede provocar incertidumbre en nosotros/as, aislamientos sociales, presiones económicas (no saber si podremos trabajar, si peligra nuestro puesto de trabajo, si nos van a poder contratar), todos estos cambios prolongados en el tiempo pueden generar en nosotros/as ansiedad, estrés, depresión e insomnio. A todo esto, no debemos olvidar las pérdidas familiares, como de amistades que se han venido dando a causa de esta pandemia, así como las faltas de despedidas de nuestros seres queridos.

Todas estas situaciones han propiciado que la gente no pueda sostener la situación, creando traumas en personas y con ello, han aumentado el número de personas que padecen ansiedad, estrés y depresión.

 Al igual que otro dato llamativo, al tiempo que “escalofriante”, es el aumento de los intentos de suicido entre los más jóvenes. ¿La COVID-19 ha sido la causante?

No existe evidencia empírica todavía sobre si la COVID-19 puede ser la causante del incremento en los suicidios e intentos de suicidio, aunque es algo que se está estudiando.

Yo considero que es un factor importante, dado que los más jóvenes son los que más buscan y necesitan la socialización y en estas circunstancias ha resultado complicado poder mantener contacto directo con sus iguales, han tenido que permanecer más tiempo en casa con sus familiares, cuando hay edades que requieren más independencia familiar, más intimidad con uno mismo.

depresión

Pero no es el único factor, debemos tener en cuenta que la sanidad actualmente está saturada, las citas para salud mental se retrasan y en la mayoría de los casos no son suficientes. También se ha dejado de invertir lo necesario para la prevención del suicidio, por lo que existe una carencia en el sistema de base.

También la falta de información en los padres de adolescentes, para poder detectar cualquier sintomatología que pueda derivar en un intento de suicidio o en el peor de los casos, en el suicidio en sí, -tales como; autolesiones, trastornos emocionales, trastornos de conductas alimentarias, adicciones, etc.-, hace que la ayuda al familiar afectado o la búsqueda de ayuda profesional sea, en ocasiones, insuficiente.

depresión

¿Cuáles serían tus consejos profesionales para evitar caer en esta situación?

Bueno, es muy importante que nos cuidemos, tanto física, como psicológicamente.

  • Es bueno que tengamos una rutina que, aunque la situación nos haga modificar algo de nuestras rutinas anteriores, podamos reestablecer una nueva rutina adaptada a nuestra vida actual.
  • Debemos descansar suficiente, aunque tengamos que teletrabajar o modificar de algún modo nuestra rutina, debemos incorporar en ella las horas de sueño suficientes para poder descansar bien.
  • Realizar ejercicio físico, esto nos ayuda a que nuestro cuerpo esté mejor y con ello que podamos llevar mejor los cambios. Si nuestra sensación física es buena, nos ayudará a estar mejor psicológicamente.
  • Debemos mantener una dieta equilibrada, si es algo que nos cuesta, es de vital importancia buscar profesionales que nos ayuden. Al tener bien nuestro cuerpo físico, podemos mejorar considerablemente nuestra parte Psíquica.
  • Evitar los malos hábitos, como el tabaco o el alcohol, esto altera nuestro sistema nervioso y con ello, es posible la aparición de síntomas no deseados.
  • Es importante que busquemos momentos de relajación en el día, momentos en los que podamos realizar respiraciones conscientes, y que el tiempo de relajación sea el suficiente, para ello es importante conocernos e indagar en nosotros/as, observar cuáles son nuestras necesidades actuales.
  • Mantenernos ocupados nos puede ayudar a no pensar tanto en las cosas negativas, poder ver que también hay cosas positivas que nos gustan, por lo que tendremos que buscar actividades que nos gusten y llevarlas a cabo.
  • Es importante que establezcamos prioridades, para ello debemos analizar de todo lo que tenemos que hacer, que es prioritario en mí. Tener en cuenta lo más importante para no posponerlo y de ese modo sentirnos mejor. En muchas ocasiones lo más urgente no es lo más importante.
  • Podemos usar nuestros valores morales o nuestra vida espiritual para ayudarnos en situaciones difíciles y en momentos de incertidumbre.
  • Es importante que no perdamos el contacto con nuestras redes sociales. Hoy en día es fácil poder ver a nuestros familiares y amigos por redes sociales, no dejar que pase mucho tiempo sin contacto social.
  • Estar atentos a nuestro cuerpo como, por ejemplo, observar si hay cambios en nosotros/as, si hay situaciones que nos crean ansiedad, estrés y antes de que pueda ir a más, si vemos que no podemos manejarlo, buscar ayuda profesional.

depresión

Otro dato llamativo es que antes, padecer una enfermedad mental era como algo tabú, hoy en día con la proliferación de las redes sociales, son muchos los que se animan a contarlo ¿No es así? ¿Ayuda?

Es verdad que cada vez son más tenidas en cuenta las enfermedades mentales o dificultades emocionales del día a día, es posible que una de las razones sea la visualización que se ha ido mostrando en las redes sociales y páginas de autoayuda en internet.

Tener la información más accesible para saber que te está ocurriendo es bueno. Aunque no hay que creer todo lo que se escribe en internet, en numerosas ocasiones podemos confundir sintomatologías o no conseguir localizar exactamente lo que nos ocurre y esto puede ser contraproducente para nuestro bienestar. Hemos de tener en cuenta, que cada persona es diferente, por lo que nuestras necesidades, creencias y carencias también.

En la salud pública también se ha empezado a visualizar mucho más los trastornos mentales o dificultades en alcanzar nuestro bienestar psicológico. Por este motivo existen, a día de hoy, muchas más bajas laborales a causa de estas sintomatologías y tratamientos médicos para poder paliar con el malestar emocional.

No obstante, no es suficiente, hemos que tener en cuenta que cuando nos encontramos mal emocionalmente o cuando sentimos que algo no funciona bien en nuestra vida, debemos tener en cuenta muchos parámetros para visualizar el problema al completo y en la mayoría de las ocasiones no es sencillo y es bueno poder informarse bien e incluso buscar ayuda cuando vemos que las cosas se nos van complicando y no podemos solucionarlas solos/as.

Ángela muchas gracias por todos los consejos. Estamos seguros que si los aplicamos en el día a día, nuestra salud mental mejorará

OTRAS NOTICIAS: La psicóloga Ángela Catalán nos aconseja cómo cuidar nuestra salud mental en tiempos de coronavirus

Otras publicaciones

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

fira-i-porrat-benissa
expo-cartero
ondara
banner-martinez
moscatel
vetclinics
sendra-banner
bodega-xalo
jesus-garcia-podoleg
ENRIQUE IVARS GARCÍA-2
LA-NANA_audiovisuals_logotipo
german