728 x 90

Sumérgete en el fondo del mar de Benissa

Sumérgete en el fondo del mar de Benissa

Practicando snorkel descubrirás las bellas profundidades de su costa y sus tesoros marinos mejor guardados

Desde la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Benissa, un año más, se promociona en colaboración con las empresas náuticas, para vecinos y turistas, diferentes actividades acuáticas con las que conocer más a fondo el litoral del municipio.

DSC_1388

Desde un excitante paseo en neumática a excursiones en catamarán para disfrutar de la belleza de la costa benissera, pasando por kayak, paddle surf o bautismos de buceo. Aunque en El Mirall de la Marina en nuestro reportaje le prestamos especial interés al snorkel. Una práctica submarina con la que descubrir los secretos mejores guardados del fondo del mar.

Tan solo es necesaria una careta de buceo, con su tubo, y unas aletas para practicar el snorkel y sumergirse en sus aguas tranquilas y cristalinas. Frondosas praderas submarinas de posidonia oceánica, que además de oxigenar estas aguas, albergan tantas especies diferentes que hacen de ellas santuarios naturales, por lo que practicar esta modalidad de buceo resulta el mejor medio para quedar sorprendido con este universo de libertad y tranquilidad sin apenas esfuerzo.

Foto cedida por Benissa Turismo

Foto cedida por Benissa Turismo

Hay diferentes rutas como la de la Fustera. Un acogedor balcón al Mediterráneo, una cala dotada de todos los servicios que los usuarios puedan demandar, aparcamiento, bar, zonas de esparcimiento con mesas y bancos, fina arena para tumbarse y un contraste armonioso entre el verde de la naturaleza y el azul turquesa de sus fondos marinos.

Desde este idílico paisaje se pueden llevar a cabo diversos paseos acuáticos.

Ya en el agua el buceador se separará un poco del litoral buscando el punto en el que la blanca arena se encuentra con el fondo más duro de piedra. Inicialmente, aparecen como placas de roca desnuda para luego adoptar la forma de piedras tapizadas de algas.

Foto cedida por Benissa Turismo

Foto cedida por Benissa Turismo

Asoma la pradera de posidonia, a modo de largos céspedes cubriendo los numerosos islotes de roca. Aquí encontraremos numerosas especies como las brillantes salpas que patrullan entre estos jardines submarinos. También será fácil el encuentro con peces aguja, que son habituales de aguas claras y superficiales y, ya entre las rocas, sargos, serranos, tordos y doncellas.

Otra de las rutas es la pequeña Cala Pinets que se accede desde la carretera que une Moraira y Calp. Tras aparcar el vehículo, el visitante, bajará andando por una rampa hasta llegar a esta nueva puerta al mar desde la que se divisa una inolvidable estampa natural con el Peñón de Ifach como colofón.

Aunque las posibilidades de paseo con equipo ligero son amplias, se propone comenzar la ruta desde el extremo izquierdo de la cala donde una lengua de roca se sumerge en el agua formando una plataforma rocosa a poco más de medio metro de profundidad.

Llegado a este punto es el momento de separarse de la costa. Así, empezarán a hacer su aparición formaciones rocosas que a modo de islotes sumergidos cubiertos de posidonia y coloridas algas, encuentran refugios pequeños y vistosos peces como julias y doncellas, fredis, castañuelas etc.

Foto cedida por Benissa Turismo

Foto cedida por Benissa Turismo

En esta cala, se puede observar tres entornos sumergidos diferentes, cada uno con su vida típica: las zonas de arena donde se camuflan pequeñas palayas y donde patrullan las lubinas y las lisas, los fondos duros de roca donde encuentran cobijo, en sus innumerables grietas, los peces y pequeños cangrejos o pulpos, y las praderas de posidonia que sirven de guardería a los peces alevines y de pasto a las vistosas y ordenadas salpas.

Foto cedida por Turismo Benissa

Foto cedida por Turismo Benissa

La Llobella, una tranquila y virgen cala de canto rodado que no ha sido objeto de intervención humana y conserva su aspecto más natural. La ruta empezará en la parte izquierda donde apenas entrar en el agua se encuentra una plataforma sumergida de roca a muy poca profundidad.

Desde ella irán ganando calado e inmediatamente surgirá la posidonia. Es el momento de buscar la zona de transición entre las plantas y la arena, sobrevolando un fondo de unos 4 ó 5 metros de profundidad en el que la frondosidad de la posidonia a veces se interrumpe por rocas y calvas de arena.

A medida que se aproximen a la parte derecha de la cala aparecerán grandes formaciones rocosas que configuran curiosos pasillos a modo de cañones, y que se podrán explorar en busca de la vida de los fondos: sargos, serranos, fredis e incluso alguna despistada pelaya que se mimetiza con las piedras.

Foto cedida por Turismo Benissa

Estas grandes rocas se encuentran en un fondo de escasos 2 metros y caen hasta 4 metros creando balconadas bajo las que se esconden los vistosos reyezuelos.

Foto cedida por Turismo Benissa

Foto cedida por Turismo Benissa

Por último, y no menos importantes, nos encontramos con la ruta de la cala Advocat, magnífica y conocida cala tiene los requisitos para pasar un completo día de playa y la de la cala del Baladrar, una preciosa puerta al Mediterráneo más luminoso.

Este verano, te esperamos en las playas de esta bella localidad de la Marina Alta.

Raúl Martínez
Raúl Martínez
ADMINISTRATOR
Biografía

Otras publicaciones

Deja tu comentario

Su email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios.

Cancel reply
calp
viu l'estiu a benissa
Banner-Ginestar
benissacristalia
milar-giner
visioptica-banner
BODEGAS-XALÓ
banner-martinez
grupomarti-banneraxa
banner_mirall_vetclinics
banner-marinalia
German-entrenador-personal
LA-NANA_audiovisuals_logotipo
enrique-ivars-banner