728 x 90
carmenBanner_1049

Las fachadas de las casas de Senija se impregnan de puro arte callejero

Las fachadas de las casas de Senija se impregnan de puro arte callejero

Una nueva edición de M.O.S ofrece a los visitantes verdaderas obras de arte convirtiéndolo en un reclamo turístico

Recorrer la localidad de la Marina Alta, Senija, es impregnarte del colorido, del mensaje y de la esencia que emana cada muestra pictórica que decoran las casas de este municipio. Como un museo al aire libre como bien identifica el título de esta acción M.O.S (Museu Obert a Senija)

M.O.S (Museu Obert a Senija)

Las paredes y fachadas de esta bella localidad se han llenado de color, de alegría, de arte, trazando en cada una de ellas el espíritu de su autor. Y consiguiendo ser un reclamo turístico para los visitantes que quieren conocer la Vall de Pop, que quedan deslumbrados ante este original proyecto que nació a raíz de la iniciativa de unos vecinos de Senija licenciados en Bellas Artes, Manolo Moragues y Amparo, que propusieron al Ayuntamiento utilizar el arte para dinamizar la localidad y éste lo asumió de muy buen grado, por lo que se establecieron unas bases de concurso.

M.O.S (Museu Obert a Senija)

Tras dos ediciones con una excelente aceptación, al igual que la repercusión turística, el Ayuntamiento de Senija decidió lanzar la tercera edición del M.O.S y se presentaron seis nuevos artistas, que llenaron de pinceladas de color esas fachadas de blanco convirtiendo esta bella localidad en un museo al aire libre.

M.O.S (Museu Obert a Senija)

Atraídos como unos turistas más El Mirall de la Marina recorrió las calles de Senija junto al alcalde, Ximo Ginestar y la concejal de Cultura, Anabel Moragues, para conocer de primera mano estas bellas pinturas y dejar volar la imaginación para descubrir cada lienzo sobre pared.

M.O.S (Museu Obert a Senija)

Nuestra primera parada es la obra que lleva el título “Arrels” creada por el senijero, Manolo Moragues, donde la protagonista es una barca de vela latina llamada “llaüt” que navega por el Mediterráneo. Esta típica barca balear representa a los emigrantes mallorquines que tras la expulsión de los moriscos en 1609 repoblaron Senija y muchos otros pueblos de la Marina. Además, le acompañan un grupo de “riberers” que representan a los agricultores de la localidad de finales del siglo XIX y XX. Digno de admirar el homenaje que hace su autor a las raíces y tradiciones del pueblo de Senija.

M.O.S (Museu Obert a Senija)

La segunda, realizada por Mar R.Macián, refleja tres señoras tomando la fresca con colores llamativos evocando al pasado cuando en cualquier pueblo salían las personas con sus sillas las noches de verano para charlar a la fresca.

M.O.S (Museu Obert a Senija)

En otra de las calles nuestra mirada va para la obra del artista manchego Freskales “Gold”, donde su autor ha plasmado una familia de gallina, gallo y polluelos sorprendidos al ver un huevo de oro empleando colores muy vivos. Este huevo no representa el poder ni el dinero, sino la riqueza y el brillo que nos da y aporta el medio rural a nuestro estado de ánimo y salud.

M.O.S (Museu Obert a Senija)

La artista Claudia Molina nos presenta en su mural el amor y la tradición aprovechando las hierbas mediterráneas, en este caso las existentes en las montañas de Senija, como el romero, la lavanda y la amapola. Nuestros ojos se clavan en el corazón que sobresale de ellas de color blanco resaltando el color de las flores. Una fusión y armonía entre las plantas y el corazón y las tonalidades que emplea.

M.O.S (Museu Obert a Senija)

Paseando por sus callejuelas descubrimos un gran homenaje a la mujer trabajadora. Como una instantánea en blanco y negro de grandes dimensiones retrata a un grupo de mujeres que tuvieron que emigrar a París. Una dura situación la que vivieron en su época muchas familias donde su autor ha querido homenajearlas, porque gracias a su esfuerzo las familias pudieron salir adelante.

M.O.S (Museu Obert a Senija)

Y otra fachada que nos llama la atención por su dimensión es la creada por Sofía del Mar Delgado donde el protagonista es el carbonero, un pájaro presente en toda la península ibérica. El visitante puede apreciar su secuencia de vuelo, desde la recogida de bayas hasta la llegada al nido empleando para ello infinidad de matices de color. Una bonita forma de recordar la cultura y las sabias costumbres de los pueblos pequeños.

Admirados por el arte callejero que respira cada rincón de Senija os emplazamos a visitar estas obras, pinceladas a través de los sentidos, porque siempre es una buena ocasión pasear por sus calles y disfrutar de su gastronomía.

Aquest estiu disfruta del MUSEU OBERT a Senija!!!

 

 

Otras publicaciones

Deja tu comentario

Su email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios.

Cancel reply
bannerCARMEN
trofeu-trinquet-benissa
societat-recreativa-teulada
banner-elcup
fusta_ferreteria
auditori-teulada-moraira
banner-martinez
Visioptica_Mirall
mig-any-moraira
ENRIQUE IVARS GARCÍA-2
Renault-ginestar
Ginestar
BODEGAS-XALÓ
LA-NANA_audiovisuals_logotipo
german
banner-marinalia