728 x 90

La Anestesia y Analgesia en la clínica veterinaria del siglo XXI

La Anestesia y Analgesia en la clínica veterinaria del siglo XXI

Conocemos el trabajo de una de las profesionales de VETCLINICS Technological Pet Care: Andrea Huerta

Desgraciadamente aún son muchos los que hoy día piensan que los animales no tienen sensación de dolor. Desde hace varios años en nuestro centro nos dedicamos a estudiar y aprender, cada día, más sobre esta área tan complicada y apasionante de la medicina veterinaria.

Para que tod@s podamos entender, un poco mejor, a lo que dedico gran parte de mi trabajo y mi tiempo libre, voy a dar una breve descripción de qué es la anestesia y su importancia.

IMG_8869

ANALGESIA Y DOLOR PERIOPERATORIO

 

¿Qué es el dolor?

La asociación internacional para el estudio del dolor (IASP) lo define como una experiencia sensorial y emocional desagradable relacionada con daño tisular actual, anterior o potencial.

Otro concepto muy importante para entender el dolor es el de nocicepción.

¿Qué es la nocicepción?

Recepción, conducción y procesamiento central de las señales nerviosas generadas por la estimulación de nociceptores (receptores del dolor). Es el proceso fisiológico que una vez completado permite la percepción consciente del dolor.

Debemos tener claro que todo animal sufre dolor ante cualquier estímulo nociceptivo negativo (calor, trauma…) por pequeño o leve que éste sea.

La anestesia general resulta un procedimiento necesario o imprescindible para el desarrollo de muchos actos clínicos, tales como cirugías y métodos diagnósticos. La eficacia de las técnicas de anestesia y analgesia están directamente ligadas a su seguridad y para ello es básica la selección adecuada de fármacos y técnicas.

Afortunadamente cada día disponemos de novedades en ambos campos que nos permiten mejorar nuestra práctica diaria. Pese a ello, el riesgo anestésico está siempre presente y va a estar directamente relacionado con el estado físico de nuestros pacientes, el equipamiento anestésico del que dispongamos y de la formación de los veterinarios encargados de la realización de la misma.

Antes de la anestesia, ¿Qué debemos tener en cuenta?

Tanto la eficacia de los fármacos anestésicos y analgésicos que empleamos durante la anestesia como su seguridad dependen de una adecuada valoración del paciente. Afortunadamente disponemos también de nuevos fármacos y técnicas que han mejorado su eficacia, sin olvidar que un control eficaz depende de una valoración adecuada del dolor.

Las complicaciones anestésicas son relativamente comunes. Muchos, son errores que pueden prevenirse y no deberían producirse nunca. Otras son previsibles tras una adecuada valoración del paciente y cuidadosa selección de fármacos y técnicas.

Para evitar complicaciones, es imprescindible que el propietario del animal sea consciente que los análisis prequirúrgicos son esenciales para el futuro desarrollo de la anestesia. Estos deben comprender una analítica sanguínea básica, es imprescindible saber antes de realizar cualquier cirugía cómo están funcionando los riñones y el hígado ya que muchos de los fármacos que vamos a utilizar van a ser metabolizados o aclarados en uno u otro órgano.

También es muy importante conocer el hematocrito (porcentaje de glóbulos rojos), las plaquetas (encargadas de la hemostasia primaria) y las proteínas sanguíneas que son las encargadas de mantener la presión sanguínea del paciente y vehiculan gran cantidad de fármacos, entre ellos los anestésicos.

La anestesia siempre conlleva un riesgo para el paciente, y este es superior en veterinaria que en anestesiología humana. Para reducir la tasa de morbi-mortalidad anestésica es importante evaluar a nuestros pacientes antes de la anestesia y determinar qué protocolo anestésico ofrecerá mejores resultados, qué tipo de monitorización requiere, así como anticipar las complicaciones que se puedan dar.

¿Por qué debemos prevenir y paliar el dolor?

El nivel de entendimiento y de tratamiento del dolor en nuestros animales sigue sin ser el adecuado, en la actualidad. La consecución de una analgesia perioperatoria adecuada es el objetivo anestésico peor cubierto en la práctica clínica actual. Cualquier planteamiento que considere al dolor como beneficioso ignora las consecuencias patológicas del dolor no tratado, estas consecuencias para el paciente son:

*Sufrimiento innecesario.

*Estrés y ansiedad.

*Comportamientos agresivos, conductas compulsivas y automutilación.

*Disminución en la ingesta de comida y agua.

*Aumento del catabolismo.

*Supresión del sistema inmunitario.

*Retraso de la cicatrización.

*Alteración de la velocidad de respiración.

*Cronificación del dolor.

*Mayor riesgo anestésico al precisarse de más cantidad de anestésico.

Es por todos estos puntos por lo que se hace indispensable la administración de analgésicos a nuestros pacientes.

No siempre se puede inhibir totalmente el dolor ya que es este momento la medición y valoración del dolor es un proceso muy complicado.

Los veterinarios que nos dedicamos a la anestesia tenemos la obligación de realizar una analgesia preventiva multimodal, es decir, la administración preoperatoria de analgésicos para prevenir la aparición de fenómenos de sensibilización disminuyendo la intensidad del dolor postoperatorio y la cantidad de analgésicos requeridos, resultando más eficaz.

Una vez que el animal sale del quirófano no concluye el control perioperatorio que tenemos que ejercer como anestesistas. Gran parte de nuestra labor será continuar con las actividades de control del dolor, monitorización de las constantes cardiorespiratorios y administración de fluidos y medicamentos que ya se hubieran iniciado en el periodo pre o intraoperatorio, pero adaptándolo a las circunstancias de nuestro paciente para obtener una recuperación apropiada. La primera fase a tener en cuenta será la recuperación anestésica. La recuperación de la consciencia por parte del paciente debe ser progresiva y los más suave posible. En nuestro centro veterinario el responsable de la anestesia acompaña durante todo el proceso de despertar al animal, porque es en este período donde existe el riesgo de padecer mayor número de complicaciones anestésicas. Cada animal se recupera de una manera y es por ello que cada uno requerirá unos cuidados o administración de fármacos diferentes.

Es imprescindible que el animal esté en un lugar confortable y caliente mientras se recupera de la fase anestésica, alejado de ruidos y con luz tenue.

IMG_8875

Espero que después de explicar en qué consiste mayoritariamente mi trabajo, en el Centre Veterinari de Benissa, nuestr@s clientes puedan entender mejor por qué es esencial la realización de una anestesia segura y eficaz y creo sinceramente que no debe haber ningún animal en el que el dolor no sea adecuadamente prevenido y tratado.

Dra. Andrea Huerta i Guillem col.1219

        SEAAV Member.

       AVEPA Member.

Redacción
Redacción
ADMINISTRATOR
Biografía

Otras publicaciones

Deja tu comentario

Su email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios.

Cancel reply
visioptica-banner
Banner-Ginestar
octoberfest
banner_fira18_510x539
START-UP
BODEGAS-XALÓ
banner-martinez
grupomarti-banneraxa
banner_mirall_vetclinics
banner-marinalia
German-entrenador-personal
LA-NANA_audiovisuals_logotipo
enrique-ivars-banner